martes, 16 de mayo de 2017

CONTRA LA POESÍA (MALA)

¿Quién decide lo que es malo y lo que no lo es? ¿Quién se cree en posesión de la verdad que señala lo malo y lo separa de lo excelente y esto, a su vez, de lo mediocre?
En fin, hablemos un poco de poesía. El poeta, desde su mismidad, escribe y trata de comunicarse creyéndose en posesión de la verdad poética; no se entendería lo contrario, es decir: que el poeta construyese su edificio poético si no se creyera con la solidez de, al menos, un atisbo de verdad en su poética. 
Así pues, desde mi verdad, trato de escribir honradamente y (supongo que será cosa de la edad) trato de mantenerme fuera de estéticas que me parecen repelentes u obsoletas, cursis, trasnochadas, grandilocuentes, pretenciosas, cutres, megalómanas, endiosadas, ensi-mismadas... Estéticas (porque también ellas pretenden serlo) que rellenan su vacío sistemático con palabras huecas que sólo suenan bien; estéticas (por llamarlas de alguna manera) que hacen del "oficio" beneficio; estéticas que juegan a la lotería de los concursos como moneda de cambio, a cambio de algún trofeo feo; estéticas que rezan al dios desconocido de la poesía en genuflexión hipócrita con golpes de pecho que sólo pretenden hacer público espectáculo de arrepentimiento falso. 
No. La poesía es otra cosa; debe ser otra cosa. Estoy harto de malos poetas y (lo que es peor) de mala poesía a la que se le da una trascendencia inusitada, vana, superflua, totalmente prescindible por hortera, manida, pretenciosa, horrenda.
Ser poeta es un acto más que un hecho; uno creafabrica la poesía, vive en ella (quizá por ella) pero no ejerce de poeta, no debe hacerlo porque uno es poeta a pesar suyo; es, por tanto, un acto inconsciente el hecho poético; es la poesía una acción que reclama la embriaguez que le es dada al poeta, como le es dado el vuelo al pájaro.
María Zambrano, en su obra Filosofía y Poesía, apunta que el logos (palabra y razón) se escinde de la poesía, que es también palabra, sí, pero irracional. Y continúa:
Es, en realidad, la palabra puesta al servicio de la embriaguez. Y en la embriaguez el hombre es ya otra cosa que hombre; alguien viene a habitar su cuerpo; alguien posee su mente y mueve su lengua; alguien le tiraniza. En la embriaguez el hombre duerme, ha cesado perezosamente en su desvelo y ya no se afana en su esperanza racional. No sólo se conforma con las sombras de la pared cavernaria, sino que sobrepasando su condena, crea sombras nuevas y llega hasta hablar de ellas y con ellas. Traiciona a la razón usando su vehículo: la palabra, para dejar que por ella hablen las sombras, para hacer de ella la forma del delirio. El poeta no quiere salvarse; vive en la condenación y todavía más, la extiende, la ensancha, la ahonda. La poesía es realmente, el infierno. 
Y hablando de embriaguez, dijo Baudelaire en Le Spleen de Paris (perdonad que no traduzca, pero es que hice el bachillerato cuando se estudiaba francés):
Il faut être toujours ivre, tout est là ; c'est l'unique question.
.../...
Mais de quoi? De vin, de poésie, ou de vertu à votre guise, mais enivrez-vous!

Pues eso.



domingo, 14 de mayo de 2017

¡UN, DOS, TRES! (ESTO NO ES UNA PELI DE BILLY WILDER, PERO ES IGUAL DE GRACIOSO)

Hay muchas formas de corrupción y no todas se engloban en el hecho palmario de robar a manos llenas; hay otras formas no tan evidentes, pero no por ello menos penosas, por lo que implican de falta de respeto, falta de preparación, nulo sentido del deber y absoluta falta de escrúpulos . Me refiero ahora al caso descubierto hace poco, de una senadora de Foro  Asturias (Rosa María Domínguez se llama) que plagió literalmente artículos periodísticos (hasta en cuatro ocasiones) para utilizarlos en sus discursos; por supuesto no pidió permiso para ello ni mencionó a los autores de los textos... ¿para qué? Este señora, con una cara dura (que me río yo del adamantium), alega en su defensa, como único argumento, que está muy estresada y tiene poco tiempo para preparar sus intervenciones ¡la pobre! Claro, en mucho más fácil, más rápido y más lucido, tirar de corta y pega y quedar como que sabes algo del tema que sea, tan ricamente, sin el más mínimo esfuerzo y (eso sí) tras embolsarse los 5.700 euros de sueldo que te dan por poner la jeta y lanzar discursos copiados y pegados. La cosa es tremenda y  nos deja a todos con cara de jilipollas, cuando no de pánfilos.
Cabe recordar aquí el caso (sucedió en 2016) de la diputada socialdemócrata alemana Petra Hinz, que dimitió fulminantemente al descubrirse que falseó su currículum. Eso pasó en Alemania, claro; si la tal Petra hubiera sido española aún estaría en su escaño, más amarrada que una lapa al casco viejo de un atunero y estaría dando lecciones de honradez a manos llenas (ojito con esta expresión, que se pueden confundir depende qué términos).
Otra cosa me viene a la cabeza, hablando de la preparación de nuestros representantes... es una chorradilla, pero la tengo que soltar. Pasó con motivo de la primera votación de los últimos Presupuestos Generales del Estado... como era muy importante que cada cual votara lo que tenía que votar (y no otra cosa), la Vicepresidenta Soraya dio una lección magistral de cómo votar. A saber: hay tres botones, tres, que coinciden con tres opciones (sí, no y abstención). Repito: TRES botones. Pues ocasiones hubo en las que alguien se equivocó y pulsó la tecla equivocada (ignoro si ese alguien sufría dislexia). La cosa tiene guasa. Si las opciones fueran trescientas... ¿qué pasaría? Pues que no acertaría ni Dios, habida cuenta de la dificultad extrema del acto pulsador.
Sí, ya sé que una equivocación la puede tener cualquiera, aunque no cualquiera puede tener ni los sueldos, ni las prebendas, ni las pensiones, ni siquiera el acceso al  bar del Congreso para tomarse un cubatita a buen precio. 
UN, DOS, TRES...¿qué pulso para que mi pulso no tiemble?... ¿sigo mi impulso o reculo para no hacer el ridí-culo? ¡¡Qué estrés, esto no está pagao!!!


jueves, 11 de mayo de 2017

GUSANOS EN LA MIERDA O PARÁSITOS INTESTINALES

Lo que pasa en este país es de traca; yo diría que de mascletá y de las gordas. 
Me he resistido a escribir sobre el temita por ser demasiado obvio, demasiado gordo, demasiado evidente, demasiado sangrante. Pero, en fin, supongo que tarde o temprano debería asomar por aquí aunque no sea más que en forma de pataleo.
Por supuesto, se trata de corrupción. Cuando creímos no poder indignarnos más; cuando creíamos estar ahítos de tanta corruptela; cuando creíamos haber sobrepasado toda nuestra capacidad de asombro... entonces ¡zas! resulta que no; que esto no ha hecho más que asomar, cual iceberg de mierda y un Atlántico de aguas fecales. Y con gusanos, con lombrices blancas de guante blanco que se  mueven silenciosas en las cloacas que van a dar al banco (que es el ingresar). Mientras los gusanos se retuercen de puro empacho y engordan a costa de las ubres del país (entiéndase España) y sus incautos ciudadanos, algo llamado "crisis" y sus secuelas se extiende y colea como parásito (otro más) endémico ya, irresoluble, enquistado, excusa perfecta para acabar con todo lo conseguido a nivel social y laboral, como bomba de neutrones que no dejase títere con cabeza.  
¿Qué hubiera pasado aquí si no hubiese habido tanto ladrón? ¿Hubiera habido crisis? ¿Qué hubiera pasado si todos los miles de millones dilapidados, robados, desaparecidos, hubieran estado donde debieran haber estado: en las arcas públicas? ¿Hubiera habido tanto recorte, tanto despido, tanto sufrimiento (de tantos) para la satisfacción de unos pocos (quizá no tan pocos, sabido lo que sabemos y nos queda por saber)?
Me da rabia saberme en un país que está a la cabeza del ranking de la corrupción, no europea, sino mundial. No hay día sin imputado/investigada/prevaricador/acusada/descubierto/pillada... Y así hasta el infinito y más allá, en aluvión que llena las pantallas de los telediarios, las portadas de los diarios y la paciencia del ciudadano. 
Ahora sabemos de "madres superioras", de familias que dejan al Padrino en pañales, de tramas ocultas que me río yo de las pelis de Hollywood, etc. etc... ¿Y mientras qué? Mientras, el pueblo soberano (o eso nos dicen las estadísticas) sigue queriendo votar a quienes, en gran parte, pero no únicamente, han propiciado este estado. Aquí (ya se sabe) hay que hacer así las cosas para ganarse la admiración y el voto de la gente, en blucle que me hace sospechar si no estaremos anestesiados ya, si no estaremos lobotomizados, irremediablemente idiotizados.
¿Nos va la marcha? ¿Existe vida inteligente en el planeta Tierra? Yo creo que la robaron también todos estos parásitos blancos, la metieron en un banco suizo y luego se fueron de parranda a Panamá.

miércoles, 3 de mayo de 2017

OTROS TRES POEMAS VISUALES

ESTE PAÍS ES UNA MINA PARA LA POESÍA VISUAL (¡PARA QUE LUEGO DIGAN!)
AHÍ VAN OTROS TRES:




lunes, 1 de mayo de 2017